Buenos Aires posee un patrimonio arquitectónico desconcertante y sugestivo. Las múltiples fuentes de inspiración y la tendencia local a la reelaboración consolidaron en los dos últimos siglos una herencia artística vasta y ecléctica. Este blog pretende mostrar a través de fotografías algunos de esos detalles que suelen escaparse a quien camina sin mirar por donde pasa.

viernes, 4 de febrero de 2011

Edificio de Antigua Fábrica de Tabacos Picardo :: Actual Museo de Arte Moderno de Buenos Aires



Se trata de un antiguo edificio industrial de tabaco inaugurado en 1918 y está ubicado en la Avda. San Juan 350. Actualmente funciona allí el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

Es un imponente edificio de ladrillos rojos que antes perteneciera a la "S.A.. Manufactura de Tabacos Picardo y Cía Ltda" que fabricaba los cigarrillos negros marca"43", logotipo que aparece reiteradamente en el frente de la casa.

¿Por qué 43?. Según una versión, por aquel belga que en la afiebrada bolsa porteña de 1890 compró acciones, que no valían más de 42 pesos a 43, como una profesión de fe optimista mientras los papeles se hundían. Según otra versión, también relacionada con el mundo bursátil, operaban allí 42 corredores. Cuando alguien detectaba un intruso gritaba: "¡ Cuarenta y tres, cuarenta y tres!" para advertir de esa presencia extraña. La cifra tenía, pues, su historia, y por entonces su fama. Una fama largamente superada por la que lograrían aquellos cigarrillos que, como muchos de los producidos por Nobleza-Piccardo, pertenecen al paisaje, los recuerdos y el sabor de lo argentino.

A los 43 originales se sumaron luego los 43 Especiales y la marca Casino. En sólo un año, consignan los anales de la empresa, se vendieron 460.120.000 cigarrillos. La publicidad popular, transmitida espontáneamente, se reforzó con las campañas en revistas como Caras y Caretas y Fray Mocho. Pronto se incluyeron en el paquete los cartoncitos de 2 centavos, los que acumulados se canjeaban por un nuevo atado. Esos cartoncitos llegarían a circular como moneda corriente. Después vendría otros premios más grandes y atractivos. Los 43 "tenían el signo de la calidad que identificó el gusto, el sabor y el aroma del cigarrillo argentino".

A partir de 1987 se inició el reacondicionamiento que lo volvería funcional, manteniendo algunas características originales, semejante a los galpones de la zona portuaria aunque de terminación más cuidadosa, y una gran puerta de entrada construida en madera reforzada con chapas de hierro y tachas puntiagudas.

La reformas del edificio son parte del proyecto del arquitecto Emilio Ambasz, que ha transformado y modernizado el edificio, convirtiéndolo en un espacio acorde con los parámetros actuales que rigen este tipo de espacios.

El Museo de Arte Moderno de Buenos Aires

El museo fue ideado y fundado por el crítico de arte Rafael Squirru en 1956, concebido como un espacio de vanguardia no sólo de las artes plásticas sino también de géneros como la fotografía y el diseño.

Sus primeras muestras revelan esa apertura constante hacia la novedad. En los ‘60, la “Exposición Flotante de 50 artistas argentinos” fue realizada en el Buque Yapeyú y recorrió distintas ciudades alrededor del mundo. La “Primera Exposición Internacional de Arte Moderno” coincidió con la celebración del 150º Aniversario de la Revolución de Mayo y reunió a artistas de quince países de América, Europa y Asia.

Se expusieron obras de Jackson Pollock, William De Kooning, Franz Klein, Jean Fautrier, Karel Appel, Giuseppe Capogrossi, Le Corbusier, Candido Portinari, entre otros y nucleó a más de ciento cincuenta artistas argentinos: desde Emilio Pettoruti y Ramón Gómez Cornet hasta Alberto Greco y Jorge de la Vega.

También auspició exposiciones de la Asociación Arte Nuevo, fundada por Aldo Pellegrini y Arden Quin para promover el arte abstracto.

A lo largo de los años, sucesivas donaciones fueron otorgándole un prestigio aún mayor. Tal es el caso de más de 500 esculturas que donó a su muerte Alberto Heredia; y de las más de 300 piezas de obra gráfica de Antonio Seguí.

Hoy posee obras de fotógrafos de la talla de Stern y Coppola, de plásticos como Kandinsky, Klee o Picabia, de artistas argentinos como Antonio Berni.

El Museo de Arte Moderno funcionó en diferentes espacios de nuestra ciudad como el Museo Sivori, las galerías Peuser, Van Riel, Rubbers, Witcomb y Lirolay. A principios de los 60 se instaló en el Teatro Municipal General San Martín. Finalmente, en 1989 fue trasladado a la avenida San Juan al 350, al edificio de la vieja empresa tabacalera Nobleza Piccardo construido en 1918.

Fuente: museos.buenosaires.gov.ar


Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada