Buenos Aires posee un patrimonio arquitectónico desconcertante y sugestivo. Las múltiples fuentes de inspiración y la tendencia local a la reelaboración consolidaron en los dos últimos siglos una herencia artística vasta y ecléctica. Este blog pretende mostrar a través de fotografías algunos de esos detalles que suelen escaparse a quien camina sin mirar por donde pasa.

miércoles, 12 de enero de 2011

Palacio Pereda :: Actual Embajada de Brasil



El Palacio Pereda es una antigua mansión localizada en la Plaza Carlos Pellegrini, en el comienzo de la Avenida Alvear, en Buenos Aires. Localizado en el número 1130 de la Calle Arroyo, fue habitado por el médico y hacendado Celedonio Tomás Pereda (1860-1941) y su esposa María Justina Girado, miembro de una familia de grandes terratenientes.

Fue construido según planos del arquitecto francés Louis Martin, posteriormente reemplazado por el Arq. belga Julio Dormal. El palacio posee semejanza con el Museo Jacquemart André de París y algunos elementos se inspiraron en el Castillo de Fontainebleau.

El edificio se desarrolla en tres plantas y mansarda. En la primera, que comprende el basamento, se ubican acceso y dependencias, en la segunda los locales destinados a recepción y en la tercera las dependencias privadas. Sobre el eje de simetría se desarrolla un volumen central de fachada recta y curva con remate de cúpula y mansarda. Este volumen está flanqueado por dos cuerpos de menor altura que avanza hacia la línea municipal, definiendo una terraza que sirve de expansión a los salones principales. Esta fachada posee un tratamiento equilibrado de llenos y vacíos, con aventanamientos enmarcados por pilastras que recorren los dos pisos superiores y generan una secuencia rítmica muy interesante a lo largo de toda la fachada retraída. Los cuerpos laterales y el basamento se unificaron a través del almohadillado del muro.

La fachada posterior, más dinámica, muestra un rico juego de entrantes y salientes con un gran protagonismo de la escalera que conduce hacia los jardines. El interior posee valiosas obras artísticas, destacándose las monumentales telas del pintor catalán José María Sert, cuyas audaces perspectivas crean un plano superior inexistente.

El notable conjunto urbano formado por el Palacio y sus alrededores reflejan, como otros pocos lugares en Buenos Aires, la fuerte influencia ejercida por la arquitectura francesa en la Argentina, especialmente durante las primeras décadas del siglo XX. Colaboran para reforzar la tonalidad parisina del lugar el trazado irregular de las calles del sector y la indudable imagen francesa de varias residencias particulares, imponentes y de admirable diseño.

En 1944 el edificio fue adquirido para ser ocupado por la Embajada de Brasil y residencia de los Embajadores.

El arquitecto Louis Martin, realizó en Buenos Aires numerosas residencias, entre ellas las ubicadas en las calles Uruguay y Juncal, Montevideo 1725, Juncal 1321, Vicente López 1732, Arenales 1334, Av. Quintana 160, Av. Callao 924, etc., y en Tucumán, obras como el Jockey Club.


Fuente: Guia de Arquitectura


Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada