Buenos Aires posee un patrimonio arquitectónico desconcertante y sugestivo. Las múltiples fuentes de inspiración y la tendencia local a la reelaboración consolidaron en los dos últimos siglos una herencia artística vasta y ecléctica. Este blog pretende mostrar a través de fotografías algunos de esos detalles que suelen escaparse a quien camina sin mirar por donde pasa.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Monumento a Luis Maria Drago

Se construyó en 1934 en la Plaza General Páez, siendo su autor el reconocido escultor Alberto Lagos. Se realizó en homenaje a quien obtuvo el cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Nación en 1902, y manifestó en esa ocasión el rechazo argentino a la agresión británica impuesta a Venezuela al estar imposibilitada a pagar su deuda externa; lo que sentó las bases en el derecho internacional de que ningún estado puede agredir a otro por razones económicas.

Luís María Drago (1859-1921), político y jurisconsulto argentino que ocupó el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores en 1902, reemplazando al fallecido Amancio Alcorta durante la segunda presidencia de Julio Argentino Roca desde 1898 a 1904. Formuló la denominada doctrina Drago, clásica en derecho internacional, según la cual la deuda pública de un estado no podía justificar una intervención armada ni la ocupación del territorio por otras naciones.

Fuente: Argentinaturistica.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada