Buenos Aires posee un patrimonio arquitectónico desconcertante y sugestivo. Las múltiples fuentes de inspiración y la tendencia local a la reelaboración consolidaron en los dos últimos siglos una herencia artística vasta y ecléctica. Este blog pretende mostrar a través de fotografías algunos de esos detalles que suelen escaparse a quien camina sin mirar por donde pasa.

viernes, 1 de abril de 2011

Museo de Arte Popular José Hernandez


El museo funciona en la casa donada por Félix Bunge en 1938 a la entonces Municipalidad de Buenos Aires. Entre 1938 y 1948. administró la sede la Asociación Folklórica Argentina, que siguiendo el deseo de Bunge creó una biblioteca de folklore, con la biblioteca particular del donante, que recibió en 1942 el nombre de José Hernández.

Entre 1944 y 1957 el Museo Municipal de Bellas Artes, Artes Aplicadas y Anexo de Artes Comparadas, actualmente Museo de Arte Argentino Eduardo Sívori, ocupó transitoriamente una parte del edificio.

En 1948, concretando una propuesta del director de este museo, Carlos Abregú Virreyra, la casa abrió sus puertas al público con el nombre Museo de Motivos Populares Argentinos José Hernández, siendo su primer director el poeta y folklorista Rafael Jijena Sánchez.

Bajo su dirección el Museo adquirió su visión fundacional orientada hacia el arte popular argentino. En 1949, la Municipalidad adquirió a los descendientes del coleccionista Carlos Daws su colección privada , formada desde fines del siglo XIX a lo largo de cinco décadas. Hoy, esta colección conforma gran parte del patrimonio del museo, en especial, el sector de platería criolla, cuero y textiles tradicionales. Con esta colección y el apoyo de la Asociación Amigos del Arte Popular, se organizó en 1949 la 1ª Exposición de Arte Popular en el pasaje Juan de Garay, bajo la Av. 9 de Julio. La muestra se enmarcó en una política cultural permanente recomendada por la UNESCO, con el objetivo de revalorizar las artesanías como patrimonio cultural.

En 1980, bajo la dirección de María Carmen Lauría se creó, dependiendo de la Dirección del Museo, el Centro de Promoción Artesanal (CEPAR), para promover la artesanía y a los artesanos contemporáneos, en especial a los del interior del país. La comercialización de artesanías continuó hasta el 1995. Las mejores piezas se resguardaron de la venta y hoy forman parte de las colecciones permanentes que se exponen al público. Desde el 2000 a través del Programa de Patrimonialización de las artesanías y Promoción de los artesanos (PPAr) desarrolla actividades destinadas a jerarquizar a los artesanos como creadores culturales y a las artesanías como patrimonio cultural.

En 2000 comenzó a denominarse Museo de Arte Popular para favorecer la identificación de su temática por parte de los diversos públicos locales y globales. Acorde a su misión fundacional asume que, en muchos países latinoamericanos, “artesanías” y “arte popular” se utilizan indistintamente como equivalentes al “folk-art” de uso corriente en los países de habla inglesa.

Fuente: Museos.buenosaires.gob.ar

Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada