Buenos Aires posee un patrimonio arquitectónico desconcertante y sugestivo. Las múltiples fuentes de inspiración y la tendencia local a la reelaboración consolidaron en los dos últimos siglos una herencia artística vasta y ecléctica. Este blog pretende mostrar a través de fotografías algunos de esos detalles que suelen escaparse a quien camina sin mirar por donde pasa.

sábado, 30 de abril de 2011

Bustos de los Doctores Argerich, Gorman y Fabre


Sobre la calle Junín nos encontramos con un conjunto de bustos, que representan a los primeros catedráticos, considerados fundadores de la enseñanza médica. Por disposición del rey Carlos IV de España, el virrey Antonio de Olaguer y Feliú Heredia nombró protomédicos y catedráticos de Medicina a don Miguel Gorman, y de Cirugía, al licenciado Agustín Eusebio Fabre.

El Protomedicato fue inaugurado el 17 de agosto de 1780, estando constituido por el Protomédico; un Conjuez; los examinadores para las facultades de de Medicina, Cirugía, Farmacia y Flebotomía; un abogado asesor; otro para el Fiscal; un Escribano, un Alguacil Mayor y un portero.

El Protomedicato fue creado por el virrey Vértiz, en 1779. A este respecto escribe Tumburus: el nombramiento de Protomédico en la persona de Gorman fue comunicado por Vértiz al Gobierno Central, el 5 de febrero de 1779; luego, el 24 de octubre de 1780; y una tercera vez, por pedido del rey, el 24 de noviembre de 1781. Sin embargo, por las intrigas que se fraguaban contra el protomédico, hasta en la misma Corte, a pesar de las poderosas influencias movidas por él, la real confirmación de la creación del Protomedicato tardó diecinueve años en producirse, es decir, hasta la promulgación de la Real Cédula del 19 de junio de 1798, a la que siguió otra del 18 de septiembre de 1799, aprobando los nombramientos del personal.

El Dr. Miguel Gorman (1749-1819), cirujano de origen irlandés, fue el primer protomédico y fundador de la Escuela de Medicina del Protomedicato de Buenos Aires. Implantó la variolización en el Río de la Plata. Estudió en las universidades de París y de Reims, revalidando su título en Madrid. Colaboró con el virrey Vértiz en las cuestiones relativas a la salud. Organizó el cuerpo médico, combatió el charlatanismo, desarrolló el ejercicio profesional en la patología y en la clínica. Renunció a su cátedra, por razones de salud, en mayo de 1802, a favor del Dr. Argerich.

El Dr. Cosme Mariano Argerich (1758-1820), fue profesor y Presidente del Departamento de Medicina (1812). Fue además fundador del Instituto Médico Militar, en 1813. Además, autor de un reglamento y plan para la enseñanza.

Los bustos de los Dres. Gorman, Argerich y Fabre se hallaban hace años en el centro del patio correspondiente a la calle Junín, de la Facultad de Ciencias Médicas de la calle Córdoba.

El autor de estas esculturas en bronce fue el artista español Miguel Blas y Fábregas (1866-1936), quién estuvo en Buenos Aires, en 1909 y fue nombrado Académico de Bellas Artes de San Fernando. Autor de varias obras que se exhiben en nuestro medio, entre ellas las de Mariano Moreno y San Francisco Solano, en Tucumán.

Fuente: Odon.uba.ar


Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario