Buenos Aires posee un patrimonio arquitectónico desconcertante y sugestivo. Las múltiples fuentes de inspiración y la tendencia local a la reelaboración consolidaron en los dos últimos siglos una herencia artística vasta y ecléctica. Este blog pretende mostrar a través de fotografías algunos de esos detalles que suelen escaparse a quien camina sin mirar por donde pasa.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Estatua de Esquines :: Jardín Botánico Carlos Thays


La estatua en mármol que representa al reconocido orador griego del siglo IV AC, Esquines, está ubicada en el Jardín Botánico Carlos Thays.

La figura, en actitud propia, tiene el cuerpo cubierto por una túnica.

Durante mucho tiempo se pensó que se trataba de Plinio, poseedor de hermosos jardines en su villa en la Antigua Roma. Esa había sido la idea de Charles Thays al encargar la figura a Europa pero, se supone, le fue enviada otra pieza, copia de una figura del orador griego, similar a la que se encuentra en el Museo Nacional de Nápoles. La falta de certificados de autenticidad puede haber facilitado este malentendido.

Esquines está ubicado en el centro del Jardín Romano, diseñado por Carlos Thays e inspirado en los antiguos jardines romanos de comienzos de la Era Cristiana.

Fue un orador ateniense, rival de Demóstenes, que representa el pensamiento griego del siglo IV AC.

Representado de pie, la escultura de la túnica que lo viste sigue dos reglas del arte de la época: la sumisión de la ropa a la forma del cuerpo y la búsqueda de la estilización con base geométrica, que tiene en cuenta a la vez las articulaciones del cuerpo y las texturas particulares de la vestimenta. Los pliegues caen en forma angulosa puntualizando una ondulada diagonalidad, remarcada por la posición del brazo izquierdo y el borde inferior de la túnica. El tercer punto de apoyo de la figura se encuentra disimulado por detrás de la pierna.

Fuente: Buenosaires.gob.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada